Apalabrados recupera el modo de juego clásico

¿Os acordáis de cómo era antes Apalabrados? No existían las ayuditas y para cambiar de fichas tenías que perder el turno. Pues bien, el modo de juego clásico vuelve a estar en nuestro juego preferido. Y aunque en este modo no hay ayuditas, si ganas también recibes monedas.

En casa nos ha puesto muy contentos esta nueva actualización de Apalabrados. No nos gustaba nada que se pudieran cambiar fichas sin perder turno a cambio de ver un vídeo publicitario. Aunque esto puede ser un punto positivo para algunos jugadores. Que nadie se preocupe, esta posibilidad sigue vigente en el modo de juego “casual”.

¿Problemas para jugar con un oponente aleatorio?

Para jugar en modo clásico solo tienes que seleccionarlo al pulsar en “nueva partida”. No obstante, si conectas vía Facebook, al mostrarte opciones para iniciar partidas no te ofrece un oponente aleatorio, sino que solo te ofrece tus contactos en la red social. Para evitar esto tienes que clicar “nueva partida”, clicar “clásico” y una vez que aparece el listado de contactos, ir atrás y volver a la pantalla inicial, donde están todas tus partidas. Al final de la lista tienes la opción de iniciar una partida con un “oponente aleatorio”. Haz clic y podrás empezar a jugar en modo clásico con una persona desconocida.

Tablero de Apalabrados.

¿Por qué nosotros preferimos el modo de juego clásico? Pues porque con el modo de juego casual es mucho más fácil hacer palabras de 7 letras. Aunque esto a priori parezca una ventaja, a nosotros nos gusta calentarnos la cabeza para poner las fichas. También sacarles el máximo partido posible a los puntos colocando las fichas de forma que las juegues dos veces.

Además, en las partidas de modo de juego casual la Q suele salir al final, cuando ya es difícil -o imposible- que puedas conseguir también una U y una I o una E. Así que al final, si te toca la Q, sabes que sí o sí vas a ser penalizado con 5 puntos que irán para tu rival.

Las ayuditas siguen en el modo de juego casual

No obstante, esta posibilidad de cambiar fichas a cambio de ver publicidad pero sin perder turno te da otra oportunidad de aprovechar las casillas de Triple Palabra cuando se queda libre. Y eso también mola. Además, las ayuditas son variadas, de forma que el juego puede ser más dinámico y entretenido. Lo bueno es que ambos modos de juego conviven, y como puedes jugar varias partidas de Apalabrados a la vez, puedes tener algunas partidas en modo de juego clásico y otras en casual.

En el modo de juego casual también tienes las famosas ayuditas. Puedes repasar en qué consiste cada una leyendo esta entrada. Las ayuditas pueden conseguirse quedando en los primeros puestos de las ligas de Apalabrados o comprándolas con monedas. Las monedas a su vez se consiguen ganando partidas, quedando bien posicionado en las ligas o jugando a los mini juegos ‘Sopa de Letras’ y Adivina la palabra’.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: